Estrategia de branding

Branding. 5 claves para un buena estrategia

Branding. 5 claves para un buena estrategia

¿Qué es el branding? ¿Cómo llevo adelante una estrategia? ¿Para qué me sirve? Son sólo algunas de las preguntas que surgen cuando comenzamos un proceso y una estrategia. Vamos al caso de que ves en tu marca una falta de estructura o que a lo mejor no transmite lo que queres decir.

Antes de pensar en que colores y vas a usar para tu logo en redes sociales, detente a observar todo el panorama a tu alrededor.

¿Qué es el branding?

Vamos a ponernos más técnicos. El Branding es el proceso de construcción de una marca mediante la gestión planificada de todos los procesos gráficos, comunicacionales y de posicionamiento que se llevan a cabo.

En este movimiento vamos a observar todos los elementos visibles y no visibles que rodean a la marca con el fin de transmitir lo que queremos.

Podemos incluir: la imagen corporativa, los colores empresariales, la identidad corporativa y las normas de estilo empleadas en la comunicación general de la empresa. Todo esto influye y determina el Valor de Marca, buscando un carácter que distingue sobre el resto. El objetivo de desarrollar una estrategia de marca acertada será extenderla en el mercado, posicionarla como referente. 

como llevar adelante una estrategia de branding

¿Que es una estrategia de marca o branding?

Una estrategia de branding  es un plan a largo plazo para el desarrollo de una marca que busca alcanzar objetivos específicos. Este proceso debe establecer valores y diferenciadores con respecto de la competencia, para llegar a una audiencia relevante.

Tu marca es más que un logo o sitio web. Puede ser  difícil definir lo que distingue a las marcas poderosas de las que nunca logran sobresalir. Pero podemos reflexionar en qué mantiene la fidelidad a un producto, más allá de sus funciones y su precio..

¿Por qué es importante una estrategia de marca?

Del branding de marca podemos destacar 5 razones por las que debemos contar con un plan de acción a seguir:

  • Genera vínculos emocionales: la parte cuantificable de un producto atrae a un cliente y quizá lo mantengan durante un tiempo. Solo un aspecto como la marca puede crear emociones extras que generen fidelidad en el tiempo.
  • Promueve la asociación de ideas:tu marca puede vender sin vender. Le pasa a muchas empresas. Por ejemplo, pensamos en comida rápida y hacemos referencia a Mc Donalds o Burger King.
  • Hace la diferencia: una marca sólida es la que busca resolver necesidades de su público. No vendes solo un producto si no una experiencia, que lleva a que muchos tomen partido..
  • Sustenta la estrategia de marketing: por último, y no menos importante, es que el marketing surge de la marca y su público, por lo que es algo que debes formar desde el inicio.

5 claves para un branding exitoso

1. Objetivo

Debes comprender cuál es el fin  de tu empresa para trabajar el posicionamiento de la marca, el porqué sigues los pasos que sigues. Tu propósito es lo que te diferencia de tus competidores. 

¿Cómo puedes definir los objetivos? Según el sitio web Business Strategy Insider, el objetivo ser: 

  • Funcional: podemos medir el éxito en  términos de razones inmediatas y comerciales; por ejemplo, el propósito de la empresa es generar beneficios. 
  • Intencional: acá nos centramos  en el éxito y su relación con la capacidad de generar dinero y aportar valor.  

Por ejemplo, en el mundo hay una marca conocida de muebles llamada IKEA. Esta busca, además de vender muebles, mejorar la calidad de vida de sus clientes. Aca vemos un claro ejemplo de branding, bien trabajado y con objetivos definidos.

  1. Consistencia

El punto clave para tener consistencia es no tratar temas que no tengan relación con tu marca. No compartas una imagen en redes sociales, sólo porque hay que hacerlo. Define si está alineado con tu mensaje y lo que queres transmitir.

Debes asegurar que tu marca es coherente en todos los aspectos. En última instancia, la consistencia contribuye al reconocimiento de marca y esto afianza la lealtad de los clientes. 

que es el branding

 

  1. Emoción

El ser humano necesita relacionarse casi por necesidad. Según  los psicólogos Roy Baumeister y Mark Leary “las personas tenemos una necesidad psicológica básica de sentirnos conectados con otros, y esos vínculos afectuosos de las relaciones cercanas son una parte importante de la conducta humana”.

En muchas ocasiones, necesitamos generar un sentido de pertenencia, ser parte de un grupo o tener afecto. Si logramos obtener esto de nuestra audiencia, estaremos llevando una excelente estrategia de branding.

Un cliente no siempre es racional, si no que lleva a elegir a las personas entre tener un auto de gama media, que no levanta mucha velocidad, por uno que sólo con sentarte sentis que volas. Es todo un trabajo de emociones.

 4.Lealtad

Si ya conseguiste una audiencia fiel o lograste llegar a tu público objetivo, lo siguiente que tenes que hacer es recompensarlos.

La gente ocupa  tiempo de su vida para hablar de tu marca, generar lealtad y cultivar a otros con los beneficios de tu empresa. Es el momento de fidelizar. Por ejemplo, un claro ejemplo son los supermercados con sus sistemas de puntos. Por cada compra que realizas, te otorgan una cantidad de puntos, que después cambian por beneficios.

  1. Reconocer a la competencia

Mira a la competencia como un desafío para mejorar tu propia estrategia y aumentar el valor general de tu marca. Son parte del mismo negocio y ambos quieren lo mismo: llegar a más clientes.

Observa qué tácticas emplean y si son exitosas. Podes tomarlas y reconvertirlas para tu empresa, dándole una vuelta a lo que propone.